El lunes, los ministros de Gobierno e Innovación Pública, Fabián Bastia; de Economía, Pablo Olivares, y de Educación, José Goity, realizaron una conferencia de prensa en Casa de Gobierno en la que anunciaron que se descontará el día no trabajado del miércoles 8 de mayo, por el paro convocado por los gremios provinciales.

En ese marco, Bastia afirmó que “vamos a descontar el día no trabajado del miércoles 8 de mayo. No se trata del gobierno, se trata de los ciudadanos de la provincia de Santa Fe que, como este gobierno y como todos, hacen enormes esfuerzos para todos los días levantarse a mantener en pie la invencible provincia de Santa Fe”.

En ese contexto, el ministro explicó que “hoy el país atraviesa una situación muy compleja que motiva a que la CGT convoque a un paro nacional para el jueves 9 de mayo. Entendemos el alcance de la medida y el contexto en el que se da. Pero nos encontramos que para el día 8 hay una convocatoria de distintos gremios públicos de la provincia de Santa Fe a un paro contra el gobierno provincial y la sociedad santafesina. Un gobierno provincial que desde su gobernador para abajo no ha dejado de entregar tiempo para trabajar dedicado a los santafesinos”.

Bastia agregó que “pese a la caída de la actividad económica, que generó pérdida de ingresos del 20 por ciento para la provincia de Santa Fe en el primer cuatrimestre, este gobierno desde que asumió aumentó a los trabajadores públicos entre el 53,4 y el 56,5 por ciento. Si comparamos con el resto de los trabajadores de la actividad privada, vemos que muchos hoy están viendo cómo pueden conservar su puesto de trabajo. No nos vamos a quedar de brazos cruzados con esos empresarios que están en tremenda dificultades para sostener sus actividades y con riesgo de perder su puesto de trabajo”.

Olivares, Bastia y Goity

Así, el funcionario consideró “totalmente injusto y descontextualizado” el paro que se realiza, porque “el sector público santafesino tiene un gobierno que dialoga, que habla, que se sienta, que de manera transparente pone los datos sobre la mesa, que pone la información, que cuando plantea algo primero explica, que no se maneja con chicanas y no vive del relato del discurso eterno de la herencia recibida. Y nos hicimos a cargo de infinidad de problemas”.

Declaración jurada

Por su parte, Goity detalló que “hemos implementado un mecanismo, que nos permita tener la información para poder obrar con justicia, con fundamentos y de manera racional. Para eso hemos establecido una declaración jurada para que el docente de fe de que prestó servicio o que no lo hizo porque el establecimiento estaba cerrado, o si no le correspondía prestar servicio ese día, todo esto se va a poder consignar”.

Esta declaración jurada va a estar disponible en el “legajo, que es donde entran para ver su recibo de sueldo, para pedir una licencia, o carga su declaración jurada de familiar a cargo. O sea que es un mecanismo habitual y recurrente para los docentes”, precisó el ministro.

En este sentido, remarcó que “más que un descuento es no pagar un día no trabajado y no lo podemos hacer de manera indiscriminada porque estaríamos cometiendo injusticia y, justamente en el sistema educativo y en el Estado en general, lo último que tenemos que hacer es eso”.

Por último, Olivares detalló que “en el caso de la administración central, tiene sistemas de control de asistencia a través, principalmente, de captación digital. Con lo cual eso es una forma de tomar registro de la asistencia en el día de trabajo”.

Días difíciles

En respuesta a esta decisión, Martín Lucero (SADOP Rosario) dijo: “Que la provincia de Santa Fe, exija que los docentes declaren si van a hacer paro o no, ya es grave. Que lo hagan a través del sistema «Mi Legajo», donde tiene todos los datos laborales y personales, es todavía más grave. Que se llegue al punto donde se exija que declaren si harían o no harían paro, aún cuando no trabajen el miércoles, es de una gravedad institucional terrible”.

En ese sentido, agregó: “En los peores regímenes autoritarios no se han pedido este tipo de cosas. En la democracia no hay antecedente de que se exija a un trabajador o una trabajadora que diga si va a hacer paro o no un día que no trabaja”.

“Que se avasallen las instituciones y se obligue a la gente a declarar si va a hacer paro o no un día que no se trabaja, es de una brutalidad propia de los gobiernos totalitarios e impropia de los gobiernos de la democracia. El gobernador debería reflexionar si es el camino que quieren seguir para la provincia de Santa Fe”, concluyó Lucero.

Abrir mas artículos relacionados
Abrir mas en  Actualidad
Comments are closed.

Ver tambien

El EEMPA Nº 1019 se prepara para celebrar medio siglo de vida

El 13 de agosto, no será un día más. Ese martes, el EEMPA Nº 1019 de nuestra ciudad cumpli…