Manifestó con preocupación Liliana, responsable del Merendero Corazones Gigantes. Atraviesa una situación complicada y teme no poder seguir brindando la merienda a decenas de niños y adolescentes.


Años atrás, comenzaron a surgir en Firmat diversos merenderos con el objetivo de ofrecer merienda,  cena y contención a centenares de niños de la ciudad. Y así, comenzaron a trabajar todos los días para los más chicos.

Este año, debido a la situación económica que atraviesa el país, para los merenderos, que funcionan gracias a las donaciones, es una tarea ardua mantener en pie los espacios, porque los precios de los alimentos que necesitan se incrementan a diario y cada vez alcanza menos para comprarlos.

Esto preocupa a quienes están al frente de los espacios y más que en otras ocasiones solicitan colaboración para poder seguir.

En la noche del miércoles 13, desde el Merendero Corazones Gigantes que funciona en Gral. López 261 (barrio Fredriksson), utilizaron su Facebook para comunicar la situación que están viviendo y temen tener que cerrar.

“Desde el merendero queremos comunicarles la situación que estamos viviendo. Llevamos adelante está obra desde hace 3 años gracias a cada una de las personas que nos ayudan con sus donaciones y cosas que hacemos para solventar los gastos que tenemos como luz, gas, productos de limpieza, seguros, etc., pero hoy se nos está poniendo muy difícil seguir dando la merienda”, manifestaron.

“Las donaciones mermaron mucho y lo entendemos porque la situación que vivimos todos, no contamos con ayuda del estado y la Municipalidad nos ayuda cuando puede, pero nosotros tenemos que afrontar gran parte de todo solo”, agregaron.

“Hoy se nos hace muy difícil sostener el merendero sin ayuda, ya hablamos con quienes teníamos que hablar sin ninguna respuesta favorable. La necesidad es hoy, dentro de unos meses la ayuda no nos sirve, los chicos no esperan y no sabemos más qué hacer”, plantearon desde el Merendero Corazones Gigantes.

“Por eso queríamos contarles a ustedes que están siempre con nosotros y los respetamos y agradecemos las manos que nos dieron y dan, pero no nos alcanza esperemos encontrar una pronta solución para no tener que cerrar nuestras puertas, desde ya les digo mil gracias a todos de parte de todos los que hacemos el merendero”, finalizaron en el comunicado.

“Sostener el merendero de lunes a viernes es imposible”

En diálogo con El Correo, Liliana, la responsable del espacio donde asisten decenas de niños y adolescentes, detalló que “sostener el merendero de lunes a viernes es imposible, no nos alcanza y con lo que tenemos no podemos planificar las merienda”.

“Con la recaudación del bono compramos mercadería, pero poca, tenemos gastos fijos que no los podemos afrontar y también se nos rompió el techo y necesitamos dos rollos de lamiplast para solucionarlo”, explicó.

Aguardan ayudas inmediatas e importantes para poder continuar ofreciendo la merienda. Necesitan: harina, leche, galletitas, té, mate cocido, chocolate, dulces, pan, todo es bienvenido para brindarle a los niños.

Para contactarse con el merendero pueden hacerlo a través de Facebook: Merenderos Gigantes, al teléfono 3465442587 o llegarse a Gral. López 261. También se puede colaborar a través del CBU 1910293955029300768546, Cta. Cte. N° 7685/4 Banco Credicoop. 

Por Estefanía Gutiérrez Petruzzi

Abrir mas artículos relacionados
Abrir mas en  Locales
Comments are closed.

Ver tambien

El EEMPA Nº 1019 se prepara para celebrar medio siglo de vida

El 13 de agosto, no será un día más. Ese martes, el EEMPA Nº 1019 de nuestra ciudad cumpli…