El fin de semana, en horas de la madrugada, un reconocido comercio dedicado a la venta de rodados y artículos para el hogar volvió a ser víctima de un hecho delictivo.

Concretamente, en la madrugada del domingo, un hombre, que momentos después fue detenido por la policía, rompió de un piedrazo la vidriera del local ubicado en la intersección de Mendoza y Alvear e intentó llevarse dos ventiladores.

La situación fue advertida por un vecino que notó el suceso y empezó a gritar. Ante esto, él ladrón se deshizo de los artefactos. Minutos más tarde, la policía logró detenerlo.

“Es la tercera vez que vivimos una situación tan triste”, dijo a El Correo una de las propietarias de Rodados Gabi, la cual agradeció la actitud del vecino que intervino y la pronta respuesta de la policía. No obstante, recordó que en poco tiempo es la tercera vez que le toca padecer una experiencia similar.

“Es muy doloroso que en un instante te dañen algo que lleva mucho tiempo y trabajo poder lograr”, concluyó la mujer, la cual hace pocas semanas atrás vivió una situación de características parecidas donde le sustrajeron dos bicicletas.

La investigación del caso continúa por parte de Fiscalía.

Abrir mas artículos relacionados
Abrir mas en  Locales
Comments are closed.

Ver tambien

Zona B: Los Andes no dejó dudas ante Fredriksson F.B.C. y se afianza en la punta

Este sábado por la tarde se abrió la 11ma. fecha de la Liga Deportiva del Sur donde el Lan…