Junto al avance de la tecnología y al hecho de que las infancias pasan más tiempo frente a las pantallas, el avance de la miopía infantil es una realidad. En esta nota, consejos y recomendaciones para evitar consecuencias negativas en la salud visual de los más pequeños.

La miopía es un trastorno ocular que provoca visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos; se debe a una alteración en el enfoque de las imágenes en la retina.

Aunque se trata de una patología que conlleva una predisposición genética, diversos estudios han demostrado que el estilo de vida y los hábitos de exposición visual desempeñan un papel significativo en su desarrollo.

Pasar mucho tiempo enfocando objetos muy cercanos, como celulares, tablets, notebooks o computadoras puede aumentar el riesgo de desarrollar miopía.

Si bien es un problema visual que generalmente se regula bien con gafas o lentes de contacto, hay casos en los que puede progresar rápidamente y llegar a causar discapacidades visuales más severas.

Por eso, es importante controlar su evolución y una vez que se ha diagnosticado, encontrar la mejor solución para su tratamiento, que dependerá de las circunstancias y de las características de cada niño o niña.

¿Cómo podemos prevenir la miopía infantil?

Controlar el tiempo que pasan frente a las pantallas, la actividad física regular y la exposición a la luz solar, desempeñan un papel crucial en la prevención de la miopía en niños y niñas. La luz natural y los amplios espacios abiertos proporcionan estímulos visuales que ayudan a prevenir la elongación del globo ocular, un factor asociado con la miopía.

Aunque no sean medidas fáciles de implementar en los tiempos que vivimos, es importante que madres y padres agendemos estas acciones como parte de la tarea cotidiana de educar, formar y cuidar a nuestros hijos.

¿Cómo podemos detectarla?

Para detectarla a tiempo, debemos estar atentos a algunos síntomas que pueden indicar miopía. Uno de ellos, es la visión borrosa que impide que se pueda ver con nitidez el pizarrón y otros objetos lejanos.

Entrecerrar los ojos continuamente para intentar ver mejor, también puede ser un signo a considerar, lo mismo que frotarse los ojos con demasiada frecuencia o tener dolor de cabeza en forma recurrente.

En caso de detectar estos síntomas, es importante visitar al oftalmólogo para controlar y diagnosticar a tiempo. Existen procedimientos que permiten corregirla, ya sea con láser o lentes intraoculares, aunque estas cirugías no se practican en niños o jóvenes que todavía están en proceso de crecimiento.

Se trata de una patología muy presente en estos tiempos en todo el planeta. Se estima que durante los últimos 50 años se ha duplicado el número de personas miopes en el mundo y que para 2050 lo será la mitad de la humanidad.

Si queremos tomar medidas para proteger a las nuevas generaciones, la mayoría de las investigaciones, coinciden en que animar a los niños a jugar en el exterior puede ayudar a reducir el riesgo de tener miopía.

Solicitar turnos en Oftalmo Firmat

•Pacientes en general: 3465-666151 •Afiliados y afiliadas a PAMI: 3465-506479

Por Mauro Panichelli (Oftalmólogo – Director de Oftalmo Firmat)

Abrir mas artículos relacionados
Abrir mas en  Interes general
Comments are closed.

Ver tambien

El Cuevero cayó en su visita a barrio San Martín

Este domingo, en la continuidad de la sexta fecha de la Asociación Venadense de Básquet, O…