La intensa ola de calor que abarcó a todo el país durante las últimas semanas de enero y las primeras de febrero, sumado a la escasa reserva de humedad, generó pérdidas en los cultivos. Si bien las precipitaciones que le pusieron fin a la primera ola de calor de 2024 dejaron acumulados importantes, el daño ya estaba generado.

IMAGEN SUPERIOR 3 de febrero de 2024: Lote con soja de primera (izquierda) y soja de segunda (derecha)
IMAGEN INFERIOR 17 de febrero de 2024: Lote con soja de primera (izquierda) y soja de segunda (derecha)

De acuerdo al último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, las importantes lluvias del fin de semana largo no lograron contrarrestar los efectos de la ola de calor en la soja de primera: “Se va confirmando un horizonte de pérdidas de 20% a 30% del potencial del cultivo en la región núcleo”, afirmó la BCR, a través de su Guía Estratégica para el Agro (GEA).

Técnicos de la zona núcleo, expresaron en el informe de la BCR que con las lluvias registradas durante el fin de semana largo, “alcanza para terminar el ciclo” de la soja de primera. “El cambio en las reservas de suelos es total: de predominar áreas en sequía y escasez una semana atrás a niveles óptimos en los sectores centro y noreste, con núcleos de exceso en Santa Fe y este de Córdoba”, explican en la publicación. Aunque esta aseveración, se ajustará en mayor o menor medida a zonas específicas.

En la soja de primera, el daño redujo las expectativas de cosecha, las cuales estaban en un promedio de 45 o 50 quintales y se ajustaron a 35 o 40 quintales, dependiendo la zona. “Evidenciando el impacto del estrés térmico y la falta de agua en momentos críticos del desarrollo de la planta”.

Por otro lado, el informe de la GEA también “destaca una mejora en las condiciones de la soja de segunda, con una disminución de los lotes en estado malo y regular y un aumento en aquellos catalogados de buenos. Esto sugiere que, a pesar de los desafíos iniciales, parte del cultivo aún tiene potencial para alcanzar buenos rendimientos, especialmente en regiones que recibieron lluvias oportunas”, remarca la información de la BCR.

Con respecto al maíz, “también recibe atención, con una recuperación notable en los maíces tardíos gracias a las lluvias que coincidieron con la etapa de floración. Aunque algunos lotes no lograrán reponerse completamente, las proyecciones para aquellos que sí se beneficiaron de las precipitaciones son optimistas, con expectativas de rendimiento que varían según la localidad y las condiciones específicas de cada cultivo”, concluye en informe.

Por Elías Ferreyra

Abrir mas artículos relacionados
Abrir mas en  Rural
Comments are closed.

Ver tambien

Deportivo fue más que Alianza y ya está entre los ocho

Deportivo derrotó por la mínima a Alianza, y 9 de Julio empató a uno con Arteaga. En Los Q…